You are here: Home
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

Eric Eduardo Palma

DEFENDIENDO EL TRIUNFO DEL NO ANTE LA INSENSATEZ POLITICA

E-mail Imprimir PDF

He leído, no sin gran desazón, numerosas columnas cuyo objetivo principal es “ningunear” la victoria del NO. Para valorar esta gesta ciudadana en su justa medida cabe precisar algunas cosas.

  1. 1. Salida violenta o pacífica de la dictadura.

Hubo dos posiciones dentro del amplio movimiento popular y ciudadano que aspiraba a terminar con el dictador: la salida armada versus la salida pacífica. Los defensores de la lucha insurreccional urbana como vía para derrotar al dictador, invitaban a la población a una aventura militar que bien podía derivar en una guerra civil. Los que nos jugamos por el NO rechazamos por razones morales y de eficacia política dicho camino.

17 años de muerte, tortura, represión física y psíquica nos parecían más que suficiente como experiencia social traumática. La vía armada sólo garantizaba prolongar este sufrimiento. Ningún dato objetivo daba el menor indicio de éxito para una lucha de tales características. Sólo se podía vislumbrar más dolor y muerte.

Es altamente probable que muchos de los que hoy procuran “ningunear” al triunfo del NO desconozcan esta disyuntiva. O tal vez, conociéndola, fuesen partidarios de la “derrota militar” del dictador (o de la derrota armada del actual modelo neoliberal).

La sola circunstancia que la victoria del 5 de octubre permitiera salir de la dictadura cívico militar, con su secuela de terrorismo estatal y crímenes de lesa humanidad, es motivo más que suficiente para tener a esta victoria como una auténtica epopeya ciudadana.

  1. 2. La desigual batalla por el triunfo del NO

La campaña por el NO se hizo en plena dictadura. Los aparatos represivos del Estado estaban absolutamente activos y el trabajo político tuvo que hacerse venciendo el miedo a los sapos de la CNI.

La campaña se hizo contra el Estado en su conjunto y todos sus medios: fue una pugna entre una parte de la población y el aparataje estatal.

También se hizo contra todo el empresariado chileno y su fortuna: la derecha económica puso todos sus recursos a disposición del SI. Incluyendo, por cierto, el amedrentamiento a nivel laboral.

Se olvida que se tenía al frente a una parte de la población. De cada 10 chilenos, 4 defendían el accionar del dictador. Y este 40% se sentía absolutamente empoderado por el Estado y el patrón.

Se hizo también contra una parte de los rivales del dictador, los violentistas, que descalificaban nuestro trabajo y nos acusaban de “idealistas e ilusos”. Sostenían que la historia indicaba que ninguna dictadura había sido derrotada por esta vía. Y que derrotada, jamás reconocería la derrota y mediante el fraude se las arreglaría para no entregar el poder.

  1. 3. La inteligencia y valentía del pueblo de Chile

Se olvidan los críticos de nuestra victoria, que ella fue posible gracias a ese sector del pueblo de Chile que tuvo la valentía y la inteligencia para sortear el formidable aparato estatal y empresarial que cayó sobre los promotores del NO.

Se les olvida que el pinochetismo logró arrastrar a 3.119.110 de chilenos, esto es, un 44.01% del electorado.

La victoria del NO es responsabilidad de 3.967.569 chilenos que venciendo el miedo estuvieron disponibles para decir basta a un régimen de sangre y abusos cotidianos.

Esta sola circunstancia es otro antecedente más que suficiente para elevar el 5  de octubre a la categoría de gesta política popular.

Los que desprestigian la victoria del NO dicen hablar por el mundo popular, sin embargo, se muestran insensibles ante la inteligencia y valentía de estos casi cuatro millones de compatriotas.

  1. 4. El 5 de octubre y la política de la transición

La victoria del NO abría un camino plagado de “minas personales”: Pinochet y la CNI seguían en pie. El golpismo al interior de los cuerpos armados gozaba de vitalidad y legitimidad. El Poder Judicial, la Contraloría, los Ministerios, todo el aparataje estatal y el mundo empresarial partidarios del dictador quedaron en pie. El inicio de la transición tuvo un escenario altamente complejo.

Abordar dicha complejidad fue tarea de los partidos políticos que administraron la transición, dentro de los cuales deben contarse a los partidos de derecha. Por decisión de estos partidos, todos ellos, los nudos represivos, autoritarios y antidemocráticos se fueron desatando paso a paso, etapa tras etapa. Dentro de esos nudos, el más fuerte de todos, estaba el propio dictador.

  1. 5. Una transición desilusionante

La tarea de desmantelamiento resultó bastante más limitada de lo que muchos pensamos al apoyar la salida pacífica. Incluso ronda en algunas decisiones políticas de los administradores de la transición un aire de “traición” al movimiento del 5 de octubre.

Algunos observan esta realidad como si fuera inmodificable. Nada lo es. Ni siquiera una dictadura sostenida con todo el poder del Estado y del empresariado. Ya existe una conciencia mayoritaria de la necesidad de un nuevo entramado institucional. Que bueno sentir y saber que cuando grandes tareas logran movilizar a cierta parte del pueblo de Chile habrán personas disponibles para grandes hazañas políticas. En este sentido el 5 de octubre es un capital político de “reserva”, un “recurso histórico”. Es una fecha ciudadana que debe recrearse en la memoria social y en los libros de historia como gesta política nacional.

  1. 6. Una lección de vida

Los que nos sumamos con cuerpo y alma a la campaña del NO podemos decir que cumplimos con Chile y con su población. A pesar de todas las críticas que pueda hacerse a esta transición (muchas veces traicionera) podemos sentir legítimo orgullo, todos los 5 de octubre de cada año, por habernos ganado el derecho de llamar a nuestros compatriotas, “ciudadanos”.

Esta sola posibilidad de ciudadanía implica recuperar nuestro derecho a la audoterminación: muchos intentamos hoy día abrir caminos, como ayer, para construir las bases para una nueva gesta política. La transición es parte del pasado: el futuro siempre estará disponible para ser nuestro.

 
Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Últimas visitas

Derechos de Autor

Derechos Reservados ©.
Todos los Archivos,  Apuntes y Presentaciones,  pueden  ser utilizados  nombrando al autor y su  fuente.

Eric Eduardo Palma G.
Abogado
Doctor en Derecho